EL MES de ELUL

Elul, el último mes del año judío, es la época indicada para que revises el pasado y te fijes dónde llegaste en la vida. Es una época de preparación para los próximos “Días de temor reverencial”, Rosh Hashaná y Yom Kipur, en los que resolvemos que este año vamos a tratar de ser mejores que el año pasado.

La temática de Elul es retornar a tu ser esencial, teshuv, con la ayuda de la plegaria y la caridad. Se dice que “El Rey está en el campo”, que quiere decir que siempre y cuando la busques la chispa Divina dentro de ti está mucho más accesible.

Algunas costumbres claves para el mes de Elul:

· Cada día (excepto en Shabat) y a partir del 2 de Elul, se hace sonar un cuerno de carnero (llamado shofar) después del servicio matutino de selijot. El shofar es una llamada de atención para que nos preparemos espiritualmente para Rosh Hashaná.

· Al escribir una carta, firmamos con la rúbrica “Que seas inscripto/a y sellado/a para un buen año”.

· Agregamos el capítulo 27 de Salmos a los rezos diarios de la mañana y de la tarde.

· El Baal Shem Tov dio inicio a la costumbre de decir tres capítulos adicionales de Salmos en forma secuencial cada día, a partir del primero de Elul hasta Iom Kipur, en que se completa el resto de los Salmos.

· Este es un buen momento para mandar a revisar los tefilines y las mezuzot con un expertp para cerciorarte de que siguen estando en buenas condiciones.

Selijot

1.- Las selijot son plegarias a Di-s en las que le pedimos perdón. Los judíos sefaradíes recitan selijot especiales todas las mañanas, bien temprano, del mes de Elul (excepto en Shabat). Los judíos ashkenazíes empiezan estas selijot poco después de la medianoche, en la madrugada del domingo antes de Rosh Hashaná, a menos que esta fecha de inicio no permita un mínimo de cuatro días de selijot, en cuyo caso empiezan las selijot el domingo anterior a la mañana. Entonces, las selijot se recita a diario antes de los rezos matutinos (excepto en Shabat) hasta Rosh Hashaná. Muchos continúan recitando selijot hasta Yom Kipur. Como el último mes del año judío, Elul es tradicionalmente un tiempo de introspección y balance —un tiempo para repasar los actos de uno y el progreso espiritual del año anterior y de preparación para los próximos "Días de Temor" de Rosh HaShaná y Yom Kipur. Como mes de "Misericordia Divina y Perdón" Elul es el momento más oportuno para teshuvá ("retorno" a Di-s), plegaria, caridad y aumentar Ahavat Israel (amor al prójimo) en la búsqueda de automejoramiento y acercarse a Di-s. El maestro jasídico Rabí Schneur Zalman de Liadi compara al mes de Elul con un tiempo cuando "el rey está en el campo" y, a diferencia de cuando está en el palacio real, "cualquiera que lo desea tiene permitido encontrarse con él, y recibe todo con un semblante amable y muestra un rostro sonriente a todos".

Selijot, paso a paso

Al levantarse para Selijot—aunque todavía es antes del amanecer—, la persona debe lavar ritualmente sus manos y recitar las bendiciones correspondientes [es decir, Al Netilat Iadáim]. Luego de recitar las Selijot con la llegada del amanecer, las manos son lavadas ritualmente una vez más, pero sin repetir la berajá. Antes de las Selijot, también deben recitarse las bendiciones de la Torá.

* En las comunidades sefaradíes se acostumbra a recitar todas las

Bendiciones Matutinas (Birjot HaShajar) luego del lavado de las manos al levantarse.

* En las comunidades ashkenazíes se acostumbra que el Oficiante (jazán) vista un talit aunque aún sea de noche. Esta costumbre tiene su origen en las palabras de nuestros Sabios respecto de las Selijot: “Di-s Se envolvió en un talit, mostró a Moshé el orden de las oraciones, y luego le enseñó los Trece Atributos de Misericordia”. Debido a que se debe recitar una bendición al ponerse el talit cuando es de día (y esta bendición no puede recitarse en este momento, pues todavía es de noche y por lo tanto no es un tiempo apropiado para ponerse el talit), se acostumbra a que el Oficiante utilice un talit prestado, lo que lo exime de recitar una berajá.

La esencia de las Selijot es el recitado de los Trece Atributos de Misericordia que se enumeran en el versículo (Exodo 34:6-7): Di-s, Di-s, Señor compasivo y benévolo… Asimismo, durante las Selijot se pronuncia la confesión, por cuanto también ésta constituye una parte esencial de las oraciones suplicando el perdón.

Nuestros Sabios citaron a Rabí Iojanán: “¡De no hallarlo escrito textualmente en el versículo, esto no podríamos decirlo! Aprendemos de las palabras de Di-s a Moshé que Di-s Se envolvió en un talit, como un Oficiante, y mostró a Moshé el orden de las oraciones. Di-s le dijo: “Cada vez que Israel peque, que se atenga a este orden de oraciones y Yo lo perdonaré”.

Los siguientes constituyen los Trece Atributos:

1. Di-s, (A-do-nai) — Yo soy Aquel que es compasivo antes de que el hombre peque, aunque sé que al final pecará.

2. Di-s, (A-do-nai) — Y Yo soy Quien es compasivo luego de que el hombre peca y retorna al buen camino.

3. Señor… (E-/) — También éste es un atributo de misericordia, como está escrito: “E-lí, ¿por qué me has abandonado?” Y no se puede decir al atributo de justicia severa: “¿Por qué me has abandonado?”

4. Compasivo… (Rajúm) — Tiene compasión de los pobres;

5. Benévolo, (veJanún) — Es benévolo con los ricos;

6. Lento para la ira… (Erej Apáim) — El es paciente y no Se apresura a castigar, pues espera a que el hombre, quizás, se arrepienta;

7. De inmensa bondad… (veRav Jésed) — El Se comporta benevolentemente con aquellos que carecen de méritos;

8. Verdad. (veEmet) — Recompensa a aquellos que satisfacen Su voluntad;

9. Mantiene la bondad por dos mil generaciones, (Notzer jésed lalafím) —

Atesora la benevolencia que la persona hace frente a Él durante miles de generaciones;

10. Perdonando iniquidad, (NoséAvón) — Perdona las faltas que el hombre comete premeditadamente;

11. Trasgresión… (vaFésha) — Perdona las iniquidades que el hombre comete en un espíritu de rebeldía;

12. Pecado. (veJataá) — Perdona los pecados cometidos sin intención;

13. Y El limpia (veNaké) — Absuelve a aquellos que se arrepienten, mas no a los que no se arrepienten.

Los Trece Atributos sólo se recitan al orar junto con la congregación. Quien recitar las Selijot a solas, saltea los Trece Atributos (o los dice, según algunas autoridades, con la tonada usada al leer un pasaje de la Torá).

La persona que dirige a la congregación en el recitado de las Selijot también hace de Oficiante para el servicio de Shajarit, ya que “quien comienza una mitzvá, se le dice: “¡Complétala!”

Algunos acostumbran a ayunar en el primer día de Selijot.

Quieres descargar Selijot da clic