Yom Kipur יום כיפור

Yom Kipur es del Día de la Expiación, del perdón y del arrepentimiento de corazón o de un arrepentimiento sincero. Son diez días de arrepentimiento.

Es uno de los Yamim Noraim (en hebreo, «Días extremadamente santo»). Ellos comprenden Rosh Hashaná (Año Nuevo Judío), diez días del arrepentimiento, y su culminación, con el Yom Kipur. En el calendario hebreo, Yom Kipur comienza en el anochecer de la novena día del mes de Tishri y continúa hasta el anochecer del siguiente día.

Yom Kipur es el día judío del arrepentimiento, considerado el día más santo y más solemne del año. Su tema central es la expiación y la reconciliación. La comida, la bebida, el baño o cualquier tipo de limpieza corporal como el lavado de dientes, la utilización de cuero, el untamiento de cremas o bálsamos en el cuerpo y las relaciones conyugales están prohibidos. El ayuno empieza en el ocaso y termina al anochecer del día siguiente. Los servicios de oración de Yom Kipur comienzan con la oración conocida como Kol Nidre, que debe ser recitada antes de la puesta del sol. El Kol Nidre (en arameo «todos los votos») es una abrogación pública de votos religiosos hechos por judíos durante el año precedente. Esto sólo concierne a los votos incumplidos hechos entre la persona y Dios, y no anula votos hechos a otras personas.

Un tallit (manto de oración cuadrangular) se pone para las oraciones de la tarde – el único servicio de la tarde del año en el cual se hace esto. La oración de Neilá es un servicio especial que se celebra solo durante el día de Yom Kipur, y marca el cierre de las fiestas. Yom Kipur culmina con el sonar del shofar, que marca la conclusión del ayuno. Siempre se observa como un día festivo, tanto dentro como fuera de los límites de la Tierra de Israel.

Los judíos sefaradíes se refieren a Yom Kipur como «el ayuno blanco» y ello se debe a la tradición de algunos en vestirse de blanco durante los Yamim Noraim.

Para Hacer

Antes de que caiga la noche, asegúrese de que tiene una comida festiva completa para que luego no esté hambriento.

La mitzvá de comer y beber en Erev Yom Kipur

Es un mitzvá comer y beber con entusiasmo en Erev Yom Kipur. Nuestros Sabios escriben:

La Torá (Vaikra 23:32) indica: ¿Y deberás afligir tu alma el noveno día del mes en la noche. ¿Ayunamos el nueve? ¡Únicamente ayunamos el diez! ¿Cómo debe entenderse entonces este verso? Nos enseña que todos los que comen y beben el nueve y ayunan el diez son considerados por la Escritura como si hubiesen ayunado tanto el nueve como el diez.

La razón de por qué comer en el día nueve es considerada una acción tan buena que es equivalente a haber ayunado, es que al hacerlo mostramos nuestro júbilo porque ha llegado el momento de nuestra expiación. Por extensión, mostramos así que estamos preocupados por nuestros pecados.

Otra razón: En otros Festivales tenemos comidas fijas como medio de expresar nuestra felicidad al tener la oportunidad de cumplir mitzvot. Esta alegría es en sí misma una fuente de mérito. Ya que no podemos tener una comida festiva en Yom Kipur, lo hacemos entonces en Erev Yom Kipur.

Una tercera razón: La comida festiva en Erev Yom Kipur nos da la fortaleza física necesaria en Yom Kipur para concentrarnos en las plegarias, las súplicas y la reflexión que nos llevan a teshuva.

Tur (Oraj Jaim 604) indica:

Esto (comer en Erev Yom Kipur) surge de Su gran amor por Su pueblo, ya que les ordenó ayunar únicamente una vez al año – para su beneficio, a fin de sus pecados puedan ser expiados. Les ordenó comer y beber primero para que pudiesen ayunar y la aflicción no los dañase.

Cambie sus zapatos
En Yom Kipur, no usamos zapatos de cuero.

Nota: algunas comunidades tienen la costumbre de usar ropa blanca en Yom Kipur, ya que en este día somos comparados con los ángeles, los cuales no comen.

Encendido de las velas:

Las niñas y todas las mujeres que están en la casa (si no hay una mujer en la casa, el jefe del hogar), deben encender velas 18 minutos antes del atardecer.

Ahora que se ha anunciado la llegada de Yom Kipur, vamos a la sinagoga a asistir a los servicios.

Se acostumbra dar para caridad generosa y liberalmente durante todos los días de arrepentimiento, pero en Erev Iom Kipur sucede todavía más, ya que la tzedaka es una gran fuente de mérito y sirve como protección contra decretos duros.

Algunos tienen la costumbre de realizar el rito de kaparot[expiación simbólica] en el día anterior a Yom Kipur; si no es posible hacerlo, entonces el rito se realiza antes. El rito consiste en tomar un pollo en una mano y recitar cierto texto. ¿Cómo se hace? Un hombre toma un gallo; una mujer toma una gallina; una mujer embarazada toma dos aves de corral – una gallina y un gallo.

De manera óptima, el ave debe ser blanca para simbolizar la purificación del pecado, como indica el verso (Ieshaiahu 1:8): Y si tus pecados fuesen escarlata, pasarán a ser blancos como la nieve. Uno, sin embargo, no debe hacer un esfuerzo excesivo para encontrar un ave blanca. Si no hay un gallo o una gallina, se pueden usar otras aves o animales; hasta un pescado se puede usar para el rito.​

Sin embargo, uno no debe usar palomas, ya que las palomas fueron traídas como ofrendas de sacrificio en el Templo, y esto puede dar lugar a la impresión errónea de que los kaparot son una forma de sacrificio.​

  • El ave [u otro animal] que se use para kaparot es tomado en la mano derecha y se recita el texto correspondiente del libro de plegarias. Luego se agita el pájaro sobre la cabeza tres veces y se recita el texto correspondiente. La palabra kaparot [como kipur] significa “expiación” y usa para hacer referencia a los pollos mismos, pero no debe pensar que los kaparot mismos sirven como fuente de expiación. En vez de eso, sirven como medios para recordar a una persona que podría bien merecer la muerte debido a sus pecados y motivarlo a arrepentirse y pedirle piedad a Di-s.
  • El ave es luego sacrificada de acuerdo con el procedimiento halájico, y las vísceras son desechadas en un lugar donde los pájaros las puedan encontrar. El simbolismo de esta acción es servir de advertencia al hombre. Se dice que los gallos logran su sostén “robando”, por lo que sus vísceras son los órganos que reciben su botín. Por lo tanto, mostramos nuestro desdén por el robo descartando estos órganos.
  • Otra explicación de esta práctica es que damos las vísceras como alimentación a los pájaros que pasen, no estando obligados a alimentarlos, como un medio para demostrar nuestra piedad por todas las cosas vivas. Al igual que la piedad de D-os “es para todas Sus obras” (Tehilim 145:9), así una persona debe ser misericordiosa con todas las criaturas vivientes, especialmente durante estos días cuando buscamos la piedad Divina para nosotros mismos. Nuestras acciones son así el cumplimiento del dictado de los Sabios: Aquel que es misericordioso es tratado con misericordia.
  • Otra explicación más es que si hubiese dictado un decreto duro contra los judíos, indicando, Di-s no lo quiera, que la carne de nuestro pueblo sirva de alimento a pájaros y animales, simbólicamente expresa nuestra esperanza de que tal decreto sea cumplido por medio de las aves de corral que usamos para kaparot, rogando que en cambio a nosotros se nos dé vidas largas y pacíficas.
  • Se acostumbra redimir los kaparot por dinero, que es luego dado a los pobres; algunos dan las aves de corral mismas a los pobres. Otros realizan todo el rito únicamente con dinero, recitando los versos establecidos y dando dinero para caridad.

Todo judìo debe sumergirse en una tevilá  en Erev Yom Kipur como respeto a la santidad del día, y para arrepentirse y ser purificado del pecado. Esta práctica data del tiempo de los Profetas. De acuerdo con el Geonim, la inmersión debe ser precedida por una bendición, pero no es nuestra costumbre hacerlo, Tal ferviente intención debe también caracterizar nuestra recitación de la Gracia después de las Comidas, con sus súplicas en representación de Jerusalén, la reconstrucción del Templo, una buena vida y un abundante sostén, la venida del Mashiaj, y otras plegarias sobre muchos aspectos de nuestras vidas.

  •  Se acostumbra encender velas de conmemoración [Iahrtzeit].

  • Cuando las candelas del Festival son encendidas se recitan las bendiciones: L’Hadlik Ner Shel Yom            haKipurim, y She-hejeianu.

  •  Antes de entrar a la sinagoga, se acostumbra que los padres bendigan a sus hijos. Aunque no hay una fórmula obligatoria para esta bendición, se acostumbra que los padres digan

Que Di-s te haga como Efraim y Menashe [para un hijo]; o, Que Di-s te haga como Sarah, Rivka, Rajel, y Lea [en el caso de una hija].

Que sea la voluntad de nuestro Padre en el Cielo poner en tu corazón amor y temor de Él. Que tengas siempre temor de Di-s para que nunca peques. Que tus ansias sean por la Torá y las mitzvot. Que tus ojos vean directamente hacia adelante, que tu boca hable con sabiduría y que tu corazón sienta reverencia. Que tus manos se dediquen a mitzvot, tus pies corran para cumplir la voluntad de tu Padre en el Cielo.

Que Él te otorgue hijos e hijas que sean justos, que cumplan la Torá y las mitzvot durante todas sus vidas. Que su forma de vida sea bendecida y su sostén sea ganado de la manera permitida, con facilidad y abundancia de Su mano generosa, en vez de que vengan de los regalos de la carne y la sangre; sostén que te deje en libertad para el servicio de Di-s. Que seas inscrito y sellado para una vida larga y buena entre todos los justos de Israel, Amén!

No solamente comer y beber, sino también todos los placeres corporales están prohibidos en Yom Kipur. Los Sabios han enumerado cinco aflicciones: Debemos abstenernos de comer, beber, lavar o ungir el cuerpo, usar zapatos de cuero y tener relaciones maritales.

Estas cinco aflicciones corresponden a los Cinco Libros de la Torá, los que aceptamos sin dejar que nuestras necesidades físicas intervengan. También corresponden a los cinco sentidos con los que el hombre cumple mitzvot y comete transgresiones; a las cinco veces que el término nefesh [alma] es mencionado en la lectura de la Torá en Iom Kipur; a las cinco inmersiones del Kohen Gadol en Yom Kipur cuando estaba el Santuario; y a los cinco servicios de plegaria establecidos para el día: Ma’ariv, Shajarit, Musaf, Minjá, y Ne’ila.

Antes de que caiga la noche, asegúrese de que tiene una comida festiva completa para que luego no esté hambriento.

La mitzvá de comer y beber en Erev Yom Kipur

Es un mitzvá comer y beber con entusiasmo en Erev Yom Kipur. Nuestros Sabios escriben:

La Torá (Vaikra 23:32) indica: ¿Y deberás afligir tu alma el noveno día del mes en la noche. ¿Ayunamos el nueve? ¡Únicamente ayunamos el diez! ¿Cómo debe entenderse entonces este verso? Nos enseña que todos los que comen y beben el nueve y ayunan el diez son considerados por la Escritura como si hubiesen ayunado tanto el nueve como el diez.

La razón de por qué comer en el día nueve es considerada una acción tan buena que es equivalente a haber ayunado, es que al hacerlo mostramos nuestro júbilo porque ha llegado el momento de nuestra expiación. Por extensión, mostramos así que estamos preocupados por nuestros pecados.

Otra razón: En otros Festivales tenemos comidas fijas como medio de expresar nuestra felicidad al tener la oportunidad de cumplir mitzvot. Esta alegría es en sí misma una fuente de mérito. Ya que no podemos tener una comida festiva en Yom Kipur, lo hacemos entonces en Erev Yom Kipur.

Una tercera razón: La comida festiva en Erev Yom Kipur nos da la fortaleza física necesaria en Yom Kipur para concentrarnos en las plegarias, las súplicas y la reflexión que nos llevan a teshuva.

Tur (Oraj Jaim 604) indica:

Esto (comer en Erev Yom Kipur) surge de Su gran amor por Su pueblo, ya que les ordenó ayunar únicamente una vez al año – para su beneficio, a fin de sus pecados puedan ser expiados. Les ordenó comer y beber primero para que pudiesen ayunar y la aflicción no los dañase.

Cambie sus zapatos
En Yom Kipur, no usamos zapatos de cuero.

Nota: algunas comunidades tienen la costumbre de usar ropa blanca en Yom Kipur, ya que en este día somos comparados con los ángeles, los cuales no comen.

Encendido de las velas:

Las niñas y todas las mujeres que están en la casa (si no hay una mujer en la casa, el jefe del hogar), deben encender velas 18 minutos antes del atardecer.

Ahora que se ha anunciado la llegada de Yom Kipur, vamos a la sinagoga a asistir a los servicios.

Se acostumbra dar para caridad generosa y liberalmente durante todos los días de arrepentimiento, pero en Erev Iom Kipur sucede todavía más, ya que la tzedaka es una gran fuente de mérito y sirve como protección contra decretos duros.

Antes de que caiga la noche, asegúrese de que tiene una comida festiva completa para que luego no esté hambriento.

La mitzvá de comer y beber en Erev Yom Kipur

Es un mitzvá comer y beber con entusiasmo en Erev Yom Kipur. Nuestros Sabios escriben:

La Torá (Vaikra 23:32) indica: ¿Y deberás afligir tu alma el noveno día del mes en la noche. ¿Ayunamos el nueve? ¡Únicamente ayunamos el diez! ¿Cómo debe entenderse entonces este verso? Nos enseña que todos los que comen y beben el nueve y ayunan el diez son considerados por la Escritura como si hubiesen ayunado tanto el nueve como el diez.

La razón de por qué comer en el día nueve es considerada una acción tan buena que es equivalente a haber ayunado, es que al hacerlo mostramos nuestro júbilo porque ha llegado el momento de nuestra expiación. Por extensión, mostramos así que estamos preocupados por nuestros pecados.

Otra razón: En otros Festivales tenemos comidas fijas como medio de expresar nuestra felicidad al tener la oportunidad de cumplir mitzvot. Esta alegría es en sí misma una fuente de mérito. Ya que no podemos tener una comida festiva en Yom Kipur, lo hacemos entonces en Erev Yom Kipur.

Una tercera razón: La comida festiva en Erev Yom Kipur nos da la fortaleza física necesaria en Yom Kipur para concentrarnos en las plegarias, las súplicas y la reflexión que nos llevan a teshuva.

Tur (Oraj Jaim 604) indica:

Esto (comer en Erev Yom Kipur) surge de Su gran amor por Su pueblo, ya que les ordenó ayunar únicamente una vez al año – para su beneficio, a fin de sus pecados puedan ser expiados. Les ordenó comer y beber primero para que pudiesen ayunar y la aflicción no los dañase.

Cambie sus zapatos
En Yom Kipur, no usamos zapatos de cuero.

Nota: algunas comunidades tienen la costumbre de usar ropa blanca en Yom Kipur, ya que en este día somos comparados con los ángeles, los cuales no comen.

Encendido de las velas:

Las niñas y todas las mujeres que están en la casa (si no hay una mujer en la casa, el jefe del hogar), deben encender velas 18 minutos antes del atardecer.

Ahora que se ha anunciado la llegada de Yom Kipur, vamos a la sinagoga a asistir a los servicios.

Se acostumbra dar para caridad generosa y liberalmente durante todos los días de arrepentimiento, pero en Erev Iom Kipur sucede todavía más, ya que la tzedaka es una gran fuente de mérito y sirve como protección contra decretos duros.

A %d blogueros les gusta esto: