Los Jashhmonaim o Hasmoneos eran una familia sacerdotal de la aldea de Modiin, en la Tierra de Israel. El origen del nombre Jashmonal no se conoce y el nombre de Macabeos o Macabim – como son llamados en griego en los libros Macabeos I y II, en la literatura de Josefa Flavio y en fuentes Cristianas – no aparece en los textos hebreos.

En la literatura talmúdica se menciona muy poco a los Macabim y cuando se hace es en referencia a la purificación del Templo y a la anulación de las leyes restrictivas que había impuesto Antioco Epifanes sobre los judíos, y no se pone énfasis sobre la actividad militar de estos y la renovación del Reino de Israel. Los libros de Macabeos fueron conservados como parte de la Biblia Griega con el nombre de “Ta Macabaika” (Asuntos Macabeos( o “To Bibilon To Macabión” (Libro de los asuntos de los Macabeos) y fueron consagrados junto con la literatura sagrada cristiana.

La palabra Janucá significa renovación, inauguración.

El nombre Janucá, como nombre de fiesta, se comenzó a utilizar después de la re- inauguración del II Templo en la época de los Hasmoneos.

Janucá se festeja a partir del día 25 de Kislev.

Es una fiesta instituida posteriormente a la

codificación de la Torá.
La costumbre más importante relativa a la
fiesta de Januká es el encendido de las velas
tradicionales de la Janukiá.

En la primer noche se enciende una vela,

en la segunda dos y así sucesivamente,

hasta la octava noche en la cual se encienden

todas las velas

de la Janukiá.

 

La palabra  Janukiá salió de la palabra Januká y representa al candelabro que se enciende en Janucá, en conmemoración por el milagro del aceite que duró ocho días encendido.

 

La Janukiá tiene 8 espacios para velas. En algunas, existe un lugar para una novena vela, el Shamash, con la que algunos encienden las demás velas.

 

Originalmente, los sefardíes no utilizaban Shamash.

 

En la bendición que se recita al encender las velas, se vuelve sobre la idea de

la vivencia histórica, que se renueva año tras año:

“Al hanisim veal haniflaot she  asita laaboteinu, balamim hahem, bazman haze”

 

” Por los milagros y los prodigios que hiciste a nuestros padres en

aquellos días y en ese tiempo … “

Bibilografia: Ekroni, Avív: Banai, Rafi; “Las fiestas de Israel y su tierra (en hebreo)”; Jerusalem, Departamento de Educación y Cultura para la Diáspora. Algazi, Isaac S.; “El Judaismo – Religión de Amor”; Buenos Aires, Sigal, 1979.

Recopilado de la Carpeta Comunitaria Sefaradí©, 2,000.