Antecedentes

Historia de los judíos en el Imperio otomano.

Ya desde la época de la batalla de Yarmuk, numerosas comunidades de la diáspora judía vivían en Oriente Medio.

Tras la aprobación del Edicto de Granada por parte de los Reyes Católicos, hubo una emigración masiva hacia tierras que habían sido conquistadas por los turcos otomanos. El sultán Beyazid II envoi a Kemal Reis a rescatar a los sefardíes de la Inquisición en 1492, y les concedió el permiso para establecerse en su Imperio.

Uno de los más influyentes fue el judío portugués José Nasi, que ocupó importantes cargos diplomáticos.

En la ciudad griega de Salónica se instaló una de las mayores comunidades judías de todo el periodo. También data de esa época el establecimiento de la Judería de Rodas.

Los sefardíes encontraron en el Imperio Otomano, una segunda patria en la que, sometidos a vejaciones y a una fuerte presión fiscal, menospreciados por los turcos, pudieron, sin embargo, seguir practicando su religión, dada la tolerancia de los turcos en materia de creencias. Muchos pudieron llevar una vida desahogada; se les autorizaba a tener esclavos cristianos, lo cual no era frecuente en aquellas tierras.

Las comunidades más importantes fueron las de Estambul –en la que hacia 1600 vivían más de ciento cincuenta mil sefardíes- y Salónica, llamada por un viajero madre de Israel.

Salónica o Tesalónica ([θɛsalɔˈnikʲi] en griego, Θεσσαλονίκη, Thessaloníki o Σαλονίκη, Saloníki) es la segunda ciudad de Grecia, capital de la región de Macedonia Central y un puerto importante del norte del Egeo.

La ciudad recibe su nombre de Thessalonikē, esposa del rey Casandro de Macedonia e hija del rey Filipo II de Macedonia.

El nombre proviene de la fusión de las palabras Θεσσαλία (‘Tesalia’) y νίκη (‘victoria’) que se dio a la hija del rey después de su victoria en Tesalia contra los tiranos de Feres. El nombre alternativo Salónica, antiguamente el más común en bastantes idiomas europeos, deriva de la variante Σαλονίκη (Saloníki) en griego popular. No es infrecuente escuchar Thessaloníki o Saloníki con la ele oscura típica del dialecto griego hablado en Macedonia.

Otras denominaciones importantes en la historia de la ciudad incluyen سلانيك (Selānīk) en turco otomano y Selânik en turco moderno, Солун (Solun) en las lenguas eslavas de la región, Sãrunã en arumano, y Selanik en judeoespañol.

La batalla de Yarmuk fue un enfrentamiento militar librado entre los días 15 y 20 de agosto de 636 a orillas del río Yarmuk entre los ejércitos del Imperio bizantino y el Califato ortodoxo.

En el 634 las fuerzas musulmanas invadieron el Levante forzando a los bizantinos a replegarse hacia Siria. Pero viendo la oportunidad de recuperar Palestina mientras las fuerzas del califa Umar ibn al-Jattab estaban distraídas en la conquista del Imperio sasánida, a finales de 635 un gran ejército bizantino reforzado con mercenarios francos, eslavos, georgianos, armenios y gasánidas (árabes cristianos) se reunió en Alepo desde donde marchó a Antioquía.

El mando de la tropa en batalla estaba a cargo de Teodoro Tritirio, secundado por Vahan, antiguo comandante de Edesa y jefe de las tropas armenias. Las tropas musulmanas, dirigidas por Jalid ibn al-Walid, estaban en Emesa desde donde retrocedió ante el avance bizantino hasta el río Yarmuk.